Quienes no mueven sus cadenas…

¿Qué pasa cuando no somos conscientes de lo que nos pasa día a día? Vamos enlazando malas decisiones y sufrimiento, porque no hemos aprendido a hacerlo de otra manera. Esas «cadenas» adquiridas por la familia cuando somos pequeños y los roles de la sociedad impuestos de qué es ser mujer y qué es ser hombre, podemos romperlas empezando a tomar consciencia de ellas.
¿Te animas?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *